.

¿Por qué un curso de guion?

Es una pregunta legítima: ¿por qué damos un curso de guion en Factoría de Autores?

La respuesta es bastante sencilla: porque es algo que nos habéis pedido a menudo y porque creemos que puede ser de interés para la mayoría de vosotros.

El cine y la literatura

Probablemente mucha gente piense que el cine y la literatura comparten una terrible e insana relación que nos hace sufrir a todos. Demasiadas veces hemos visto como una gran obra era adaptada sin ningún tipo de respeto y convertida en una retorcida parodia de sí misma. Y ocurre en ambas direcciones, con libros de escasa calidad aprovechando la estela de grandes películas. Todavía recuerdo tristemente el día que cogí un libro que prometía ser la secuela de Blade Runner, escrito por alguien que decía ser alumno y sucesor de Philip K. Dick…

Pero siempre hay mucho más. Los que me conocéis, ya os habréis dado cuenta que soy un acérrimo defensor del transmedia. Para mí una filosofía clave a la hora de desarrollar mi estilo y mi voz personal ha sido no dejarme cohibir por las limitaciones de mi medio. Y para hacerlo me inspiro en otros medios e intento imaginar nuevos modos de crear en literatura efectos relativamente sencillos en el terreno audiovisual.

Puede que no sea una opinión popular, porque estoy abogando por la hibridación de un medio, pero creo firmemente que hay mucho que todavía no se ha hecho en literatura, que todavía hay muchas fronteras a las que no hemos llegado y, sobretodo, que a todos nos queda todavía mucho por aprender.

El arte cinematográfico

No olvidemos que el cine es un arte. Uno que aúna varias disciplinas clásicas y que es capaz de crear obras de absoluta maestría a nivel estético, visual, musical y, sobretodo, narrativo. No abundan, por supuesto. Si fuera fácil crear una obra maestra no las valoraríamos tanto. Pero están ahí y nos pueden enseñar mucho sobre cómo contar historias. No me avergüenza en absoluto decir que me gustaría poder escribir con el mismo ritmo con el que Akira Kurosawa cuenta la historia de “Los Siete Samurais”, saber crear el suspense como Alfred Hitchcock o crear una atmósfera tan intensa como la de “Ghost in the Shell”.

Por supuesto, no voy a negarlo, el componente audiovisual es poderoso. La música y las imágenes de la creación del cyborg en “Ghost in the Shell” son parte intrínseca de la experiencia. No puedo recrear eso en literatura, dirán algunos. Es algo totalmente distinto. Y, aún así, yo os voy a preguntar: ¿Pero podríamos crear algo similar? ¿Soy capaz, sólo con palabras, de conseguir esa misma belleza? Porque en el fondo contamos con la herramienta más poderosa de todas; la imaginación del lector.

Yo no tengo imaginación musical, no soy capaz de crear música en mi cabeza que acompañe a un texto. Sin embargo recuerdo que la sensación cuando leí por primera vez la estrofa que abre “El Señor de los Anillos” no fue menos intensa o menos mágica que escuchar la introducción de la película en el cine. Pensé: “esa música y esa voz le hacen justicia”. A pesar de todas sus ventajas, a veces el cine tiene que esforzarse para estar a la altura. Por eso creo que podemos aprender mucho un género del otro.

La importancia del guion

Sin embargo, y ahora volvemos al tema central de esta entrada, olvidamos que el núcleo de toda película es su guion. La trama, los personajes y los diálogos van a ser siempre más importantes que la puesta en escena, porque esa es el alma de una película, la historia que cuenta. Y esa historia hay que contarla dentro de un género, sacando el máximo partido de sus ventajas y aprendiendo cuales son sus límites para ver cómo ir un poco más allá.

Para un escritor, aprender la metodología de trabajo del guion, no sólo le estará abriendo las puertas a adaptar su trabajo a un nuevo medio, sino que también le ayudará a profundizar en técnicas narrativas nuevas que mejorarán su capacidad de contar historias, independientemente del género en el que se mueva.

Para un guionista, es crucial aprender las reglas básicas, no sólo de su medio, sino de la narrativa en su conjunto. Qué elementos comunes convierten una buena idea en una buena historia.

Entonces… ¿Por qué un curso de guion?

Porque Factoría de Autores no gira sólo alrededor de la literatura, gira alrededor del arte de contar historias. Independientemente del género, el estilo y el medio que utilices.

 

Por | 2017-02-22T11:05:12+00:00 20 febrero, 2017|Disección Literaria, Novedades|Sin comentarios

Acerca del Autor: