.

Neologismos y demás palabros

Neologismos y demás palabros

¡Oh, Dios mío! ¿Qué narices es eso? ¿De qué me está hablando? Espera, Espera… que me saco un selfi con mi móvil y postureo un poco mientras tardeo por ahí con mis amigos y luego, si eso, me lo explicas.

No me digáis que nunca habéis oído o utilizado alguna vez estos términos. Yo confieso que el único que he utilizado es selfi, pero los otros también los he escuchado por ahí. ¿Son correctos? ¿Son palabros? ¿Cómo se incluyen estos términos en el idioma?

Realmente los términos: selfi, postureo o tardeo no son palabros (que es una palabra mal dicha o estrambótica, o una palabrota), sino neologismos.

¿Qué es un neologismo?

Nos cuenta la RAE que es un vocablo, acepción o giro nuevo en una lengua. Es decir, una palabra de nueva creación.

Normalmente el hablante, que es quien mantiene la lengua viva, comienza a utilizar una nueva expresión porque hay un vacío en el idioma. Eso pasa mucho con los términos científicos o con las nuevas tecnologías.

Neologismos en el Diccionario de la Academia

 

Neologismos creados por la propia lengua

-Por significado (o neologismos de sentido): son palabras nuevas a partir de otras ya existentes que sufren cambios de significado según el contexto. Por ejemplo: virus en ámbito de la medicina/ virus en el ámbito de la informática.

-Por grafía (o neologismos de forma): son palabras creadas a partir de cambios morfológicos de otros vocablos ya existentes. Por ejemplo: ciberespacio.

Neologismos importados (extranjerismos)

1343_1175955725765916_6666887625310503437_nSon los adoptados desde otras lenguas. A veces son necesarias para completar nuestras necesidades expresivas, pero en otros casos se utilizan por comodidad o por moda, obviando términos en nuestra lengua que podrían utilizarse con el mismo sentido.

Cuando son necesarias y realmente obedecen a una necesidad real, suele cambiarse su grafía adaptándola a nuestra estructura fónica y morfológica. Ejemplo: fútbol (del inglés football), cruasán (del francés croissant). Pero se da un caso curioso y es que la RAE a veces admite el extranjerismo puro, sin modificar, otras veces modifica la grafía y en otras, te da la definición exacta con una palabra en nuestra lengua: es el caso de ring que define como cuadrilátero. ¿No es más sencillo utilizar directamente esta última palabra y no el extranjerismo?

Es cierto que la lengua está viva y cambia constantemente, pero me parece un tanto absurdo buscar términos en otras lenguas cuando tenemos otros con el significado preciso en la nuestra.

¿Y la ortografia?

Muchas veces no sabemos si un neologismo está adaptado y forma parte de nuestra lengua por derecho o si es un 10391778_1175955275765961_2347905726370708149_nextranjerismo puro. En el diccionario de la real academia de la lengua, los extranjerismos puros aparecen escritos en cursiva, pero aparecen. Esto puede llevar a error. Realmente no forman parte de nuestro idioma, pero el diccionario los recoge.

Todo extranjerismo sin adaptar, al igual que las formas latinas, se debe escribir entrecomillado o en cursiva para señalar que es una expresión foránea.

Ante la duda, os dejo un enlace muy interesante en el que se recogen todos los neologismos en lengua castellana. Si pinchas encima del que queréis, os marca la tipografía, el significado y de dónde viene. ¡Es muy curioso!

Lista de neologismos en español 2004

Consejos

Para mí, está claro. Nuestra lengua está viva y es muy rica. Ayudémosla a seguir creciendo, pero con sentido. Utilicemos términos precisos y preciosos, que para eso existen.

Por | 2017-02-01T12:25:44+00:00 14 enero, 2016|Ortografía y Gramática|3 Comentarios

Acerca del Autor:

Nieves Muñoz

Nieves Muñoz nació un octubre de 1976 y desde siempre tuvo la necesidad de escribir, pero sus derroteros profesionales le llevaron a ejercer la enfermería en una unidad de cuidados intensivos pediátrica y neonatal.
Comenzó escribiendo relatos cortos de varios géneros, porque es lectora de cualquier libro que caiga en sus manos y de mente inquieta, por lo que se atreve con casi cualquier cosa que pueda plasmar en un papel. En su página pueden leer parte de sus escritos.