.

Todo lo que sé sobre se

Sí, sí, así de seria comienzo este año nuevo, ya veis. Y es que había escrito un artículo divertidísimo de 1300 palabras y mi tableta ha tenido a bien aligerarme de tamaña carga y no guardarlo. Así que comienzo este artículo nuevo de una forma sesuda y académica, por si queda hueco entre las sillas de la RAE. Que igual hacen caso a cierto anuncio de refresco y, donde caben cuarenta y cinco, se sientan cuarenta y seis.

El caso es que aún siguen las ganas de matar a alguien, pero he encontrado mi saltamontes interior y me ha recomendado que sea un junco que se dobla a favor de la corriente, así que, pequeños míos, soy soy junco para vosotros y me voy a olvidar de este desagradable accidente. Este año comienzo mi nueva vida como articulista reflexiva y centrada.

Empecemos por el principio: que levante la mano quien sepa qué es y lo que significa la palabra se. Algún alumno avezado mirará con aire de superioridad a los demás y me preguntará con esa voz atiplada de colegial… ¿con tilde o sin tilde?

Se: Palabra átona invariable, que debe escribirse sin tilde, a diferencia de la forma tónica sé, que corresponde a la primera persona del singular del presente de indicativo de saber y a la segunda persona del singular del imperativo de ser.

A saber, tiene dos usos conocidos (lo que haga en su casa pertenece a la vida privada de la pobre palabra).

Se: Esta palabra átona y sin tilde tiene dos usos conocidos: se pronominal y se como indicador de oraciones pasivas reflejas o impersonales tweet

  1. Se pronominal

Es decir, es un pronombre personal que no varía ni en género ni en número (se es se, de toda la vida de Dios). Cuando funciona como pronombre, tiene varios usos.

  1. Pronombre clítico: lo utilizamos como una variante de el pronombre de dativo (le-les). Es decir, cuando en una oración tenemos un elemento que recibe la acción directa del verbo y que hemos sustituido por los pronombres los-las (pronombres de dativo), el pronombre que tiene función de acusativo (o que recibe la acción indirecta del verbo) le-les lo sustituimos por nuestro se. Es mucho más fácil verlo con un ejemplo:

Le rompió el junco en la espalda / Se lo rompió

Hemos visto que se es invariable. No me seáis mendrugos y paséis el plural del pronombre de dativo al pronombre de acusativo cuando utilizamos el se.

Les rompió el junco / Se lo rompió

NO: Se los rompió (lo sustituye a junco, por lo que es singular, no plural)

Hay algunos casos en los que la palabra se puede sustituir al pronombre de acusativo lo(s)-la(s) (al que recibe la acción directa del verbo).

Por ejemplo:

Llamaban a Nieves pequeño saltamontes/ La llamaban pequeño saltamontes / La llamaban así / Se lo llamaban

Si alguien tiene dudas de que, en esta oración, Nieves es complemento directo, construid la frase de esta manera:

Nieves fue llamada pequeño saltamontes (quien recibe la acción directa del verbo es Nieves).

No me llaméis egocéntrica por una frasecita de nada, que os conozco.

  1. Pronombre personal el tercera persona con valor reflexivo

se¿Qué quiere decir que tiene valor reflexivo? El pronombre reflexivo indica que la acción expresada por el verbo pasa, como complemento, al mismo sujeto que la realiza. Es decir, la acción o el cambio que se realiza el sujeto a través del verbo, la realiza sobre sí mismo, revierte en él. También puede acompañar a un verbo reflexivo recíproco, es decir, que la acción la realizan varios individuos, los unos sobre los otros. Por ejemplo:

Se fustiga cada mañana (golpea la fusta sobre su cuerpo y supongo que habrá sangre, gritos, se abrirá la carne… Vale, vale, que me emociono).

¿Todos los verbos que llevan se son reflexivos? No. Cojamos el verbo arrepentirse y la siguiente oración:

Me arrepentí de haberle dado con el junco. Significa que siento pesar por haber hecho algo (no soy un agente, sino un paciente)

Se tiende a pensar que todo verbo que en infinitivo lleva un se enclítico es un verbo reflexivo: morirse, asustarse, alegrarse. En realidad los verbos reflexivos propiamente dichos no existen. Únicamente existen verbos utilizados como tales, ya que todos los verbos pueden usarse también de forma reflexiva cuando el sujeto resulta ser al mismo tiempo el objeto o el beneficiario de la acción que realiza:

fustigar: fustigarse. Él fustigaba al caballo. Él se fustigaba (a sí mismo).

Este se, habitualmente se puede suprimir sin que la oración cambie demasiado de significado, pero sí de matiz. Por ejemplo:

El se lavó la sangre después de fustigarse. / Él lavó la sangre después de fustigarse. El cambio de matiz es que en la primera oración se especifica claramente que lava su propia sangre.

Cuando el verbo no se puede conjugar sin un pronombre, se trata de un verbo pronominal.

El pronombre se puede tomar valor de complemento directo o indirecto. Por ejemplo:

Él se fustigaba (complemento directo)

Él se lavó la sangre después de fustigarse (complemento indirecto)

Ellos se fustigaron (complemento directo recíproco)

Ellos se regalaron juncos para fustigarse (complemento indirecto recíproco)

Cuando un verbo no se puede conjugar sin que le acompañe un pronombre, se trata de un verbo pronominal. ¿Sabrías cuáles son estos verbos? tweet

  1. Componente de las formas de tercera persona de los verbos pronominales

Como hemos visto en el apartado anterior, hay verbos que se construyen con un pronombre en todas su formas verbales. Se conjugan con él. Son los verbos pronominales. También se construyen ciertas frases con este componente se cuando se quiere expresar que al sujeto le ocurre lo que el verbo designa, pero no se conoce la causa o se quiere elidir.

Por ejemplo: El archivo se perdió.

  1. Se indicador de oraciones impersonales o de pasiva refleja

La voz pasiva pronominal o refleja es una forma de expresar una acción sin que aparezca el sujeto gramatical. El se no tiene valor reflexivo, sino que es un indicador de esta voz. El sustantivo que acompaña al verbo es su sujeto gramatical, por lo que el verbo tiene que ir en singular o plural, según vaya en singular o plural este sustantivo.

seEjemplo: Se realizó una encuesta sobre los grados máximos de doblez de un junco. (Voz pasiva)

Esta voz no admite complemento agente (el complemento agente es el sujeto de esa misma oración si la pasamos a voz activa), así no se puede escribir:

NO: Se realizó una encuesta sobre los grados máximos de doblez de un junco por St John y su equipo. (¿A que esta construcción os suena? Pues es errónea. Debería ser:

Sí: St John y su equipo realizaron una encuesta sobre los grados máximos de doblez de un junco. (Voz activa)

No os riáis que creo que la universidad de Toronto está estudiando la viabilidad de un estudio serio sobre el tema para los estudiantes de kung-fu.

Las oraciones impersonales NO tienen sujeto gramatical. Se va delante del verbo en tercera persona del singular SIEMPRE.

Por lo tanto el verbo no debe ir en plural aunque el complemento directo sea plural (ni otro tipo de complemento). La concordancia solo se da entre el verbo y el sujeto y, al carecer de él, el verbo siempre va en singular. Es aconsejable construir estas oraciones, si el verbo es transitivo, cuando el complemento directo se refiere a personas (unas personas determinadas) y va precedido por la preposición a.

Ejemplo:

SÍ: Se vio a muchos escritores que se fustigaban tras un fallo informático

NO: Se vieron a muchos que se fustigaban tras un fallo informático

SÍ: Se habló de temas propios de la fustigación

NO: Se hablaron de temas propios de la fustigación

Si el complemento directo son cosas o personas indeterminadas, es mejor construir la oración de forma pasiva refleja, porque ese complemento directo será el sujeto de la pasiva refleja. Veamos un ejemplo, que siempre es más fácil.

Se vieron muchos juncos rotos tras la reunión de escritores

Se vio muchos juncos rotos tras la reunión de escritores

Claramente suena mejor la primera opción: voz pasiva refleja con el verbo en plural concordando con el sujeto paciente, en este caso, juncos.

Hay verbos transitivos (es decir, que admiten complemento directo) que se pueden construir de las dos formas (pasiva refleja e impersonal) aunque el complemento directo se refiera a personas determinadas: nombrar, elegir, perdonar, seleccionar…

En este caso hay que tener especial cuidado en no mezclar las dos construcciones.

NO: Se nombraron a los escritores fustigados.

SÍ: Se nombró a los escritores fustigados

SÍ: Se nombraron los escritores fustigados

Sed juncos, queridos míos. El uso que queráis darle a vuestro cuerpo cuando sea una vara flexible a favor de la corriente, ya es cosa vuestra. A mí se me ha pasado un poco la mala leche por perder el artículo anterior, pero creo que ha sido gracias a hablar de fustigamientos, sangre y demás… Lo sé. No tengo remedio.

¿Queréis proponerme un tema? ¿Comentarme que no habéis conseguido ser juncos? Me tenéis a vuestra disposición. ¡Hasta el mes que viene!

Por | 2018-01-12T10:43:14+00:00 12 enero, 2018|Ortografía y Gramática|Sin comentarios

Acerca del Autor:

Nieves Muñoz
Nieves Muñoz nació un octubre de 1976 y desde siempre tuvo la necesidad de escribir, pero sus derroteros profesionales le llevaron a ejercer la enfermería en una unidad de cuidados intensivos pediátrica y neonatal. Comenzó escribiendo relatos cortos de varios géneros, porque es lectora de cualquier libro que caiga en sus manos y de mente inquieta, por lo que se atreve con casi cualquier cosa que pueda plasmar en un papel. En su página pueden leer parte de sus escritos.