.

Libro del mes: Soy Leyenda

Elegir este mes de qué libro hablar ha sido difícil. Hay varias obras de Matheson que me han tentado pero al final me he decidido por esta, Soy Leyenda. Los motivos, quizás ha sido porque ha sido inspiradora de otras obras, quizás por las múltiples adaptaciones al cine que ha sufrido –casi todas bastantes petarderas– o, simplemente, por el hecho de que me atrajo lo suficiente y me generó un desasosiego extraño cuando leí sus últimas líneas. Pero en fin, por una cosa o por otra, ahí va la elegida.

Sinopsis

Soy LeyendaUna plaga, provocada por una guerra bacteriológica, infecta a toda la humanidad menos a Neville, que se ve obligado a sobrevivir entre los infectados y los transformados. Unos contrajeron la bacteria y los otros fueron convertidos en vampiros al morir a causa de la infección.

Neville deberá luchar para sobrevivir a unos y otros mientras y, a pesar de su escasa formación, intentará averiguar cómo curar a ambos.

Pero tras tres años de vivir en soledad y bajo el acoso de los vampiros, su mente empieza a flaquear y la lucha y supervivencia pasan por sus peores momentos.

La novela

Soy LeyendaPublicada en 1954, cuando Matheson tan sólo tenía veintiocho años, se convirtió rápidamente en una novela de éxito y de la que algunos dicen es la sucesora, literariamente hablando, del Drácula de Stoker.

Matheson no se queda solamente en la mera descripción romántica del vampirismo y de los métodos clásicos para defenderse de ellos y exterminarlos, sino que se adentra en dar una explicación científica al por qué de la enfermedad y de los métodos utilizados para acabar con ellos.

En una dinámica rutinaria donde Neville intenta llevar una vida relativamente normal, el paso del tiempo y la soledad lo irán socabando hasta convertirlo en un incipiente paranoico y alcohólico. Matheson nos va adentrando en un terreno psicológico donde vemos el deterioro continuo y progresivo de alguien cuya única misión diaria es encontrar recursos y exterminar una raza infectada a la que no entiende, procurando buscar a los vampiros allá donde se encuentren para atravesarles el corazón con una estaca.

Vemos como, a pesar de la utilización de uno de los mitos más conocidos de la literatura, Matheson humaniza a los vampiros dando una vuelta de tuerca al género profundizando en el por qué de su existencia.

Algunos dicen que es el precursor de los actuales zombis. George A. Romero, director de la primera película de zombis modernos: “La noche de los muertos vivientes”,  así lo reconoció al decir que se inspiró en el libro para crear lo que para él era una precuela del mismo cambiando a los vampiros por zombis.

La cuestión es que nos encontramos ante una novela que, aunque no destaca por su estilo, si lo hace por cómo trata y profundiza en la mente humana con descripciones en algunos capítulos que nos hacen pensar seriamente en nuestra condición como seres humanos.

Soy leyenda y el cine

Como era previsible, y al igual que casi todas sus obras, Soy Leyenda no tardó en adaptarse al cine. Lo hizo en 1964 tras múltiples complicaciones y el abandono del propio Matheson en su labor de guionista. Después de vender los derechos a la Hammer por considerar que esta productora inglesa sería capaz de llevarla al cine respetando de forma fiel la novela, se encontraron con la negativa de la censura británica que consideraba excesivamente oscuro el guión y no autorizó su exhibición sin una corrección que lo suavizara. Algo a lo que Matheson se negó, abandonando el proyecto y trasladándolo a EEUU que, como era de esperar, empezó prometiéndole una adaptación fiel y que terminó modificando desde la profesión inicial de Nevarle, un obrero que representaba el contraste y la lucha de una persona normal por entender que estaba pasando, por el de un científico cuya concepción del problema no reflejaba todo lo que el autor trasladaba al lector en el libro. Con un guion totalmente modificado y carente de fidelidad a la novela, incluyendo un final mediocre adaptado al sentimiento americano de la época en lugar del fantástico final escrito originalmente, Matheson firmó este con seudónimo.

Aún así, esta versión es la más fiel al libro.

Tras esta, dos versiones más han visto la luz. “The omega man” protagonizado por un Charlton Heston que hubiera personalizado a un Neville más real si la adaptación hubiera sido fiel, cosa que no ocurrió, pues decidieron adaptarla a los problemas sociales de la época, 1971, el año en que se estrenó.Soy Leyenda

Y “Soy leyenda”, la única que respetó el título, y que nos dio esperanza por ser la última frase que Neville dice al comprender, minutos antes de morir, lo que era. Protagonizada por un famoso Will Smith, se facturó con unos espléndidos efectos especiales pero pasó olímpicamente del libro original convirtiéndose en una película de las que yo llamo “palomiteras” y que se estrenó en 2007.

De la cuarta adaptación, mejor ni hablamos. Del 2007, al igual que la anterior, ésta salió directamente en DVD y fue protagonizada por un Marc Dacascos que se limitaba a pegar tiros para rescatar a su amada.

Soy leyenda y el comic

Soy LeyendaNo quisiera acabar sin mencionar la magnífica adaptación al comic de la novela de Matheson que realizó Steve Niles junto al dibujante Elman Brown en cuatro tebeos que adaptaron muy fielmente el libro allá por el año 1991.

Y hasta aquí mi pequeña aportación para que os entre el gusanillo y echéis mano de la novela de Matheson, corta y realmente interesante.

Sed buenos y leed mucho.

Por | 2017-02-19T12:31:33+00:00 15 febrero, 2017|Libro del mes|Sin comentarios

Acerca del Autor: