.

Libro del mes: El libro de la selva

Cuando tuve que decidir sobre qué obra de Kipling debía realizar este pequeño artículo lo tuve claro desde el primer momento. Por razones sentimentales “El libro de la Selva” (“Libro de las tierras vírgenes” era su título original) fue el elegido.

Libro de la selvaLa gran mayoría, identificamos “El libro de la selva” con la historia de Mowgli, el niño criado en la selva por una familia de lobos y que nos describe las aventuras de este, junto a Baloo y Baguera, para sobrevivir al acoso del tigre Shere Khan que quiere acabar con él.  Pero el libro escrito por  Kipling, publicado  por primera vez en 1894, está compuesto por un total de  siete relatos cortos, de los cuales los tres primeros son los más conocidos y con los que todo el mundo relaciona el título.

La característica principal de los siete relatos es que sus protagonistas son animales y, aunque se trata de literatura juvenil, he de reconocer que su lectura resulta sumamente amena. Como he dicho, los tres primeros relatos se centran en las aventuras de Mowgli desde su huida de las garras de Shere Khan hasta que este es derrotado por el niño lobo.

En el cuarto “La foca blanca” vemos el empeño y obstinación de un pequeño bebé foca albino que  deberá hacer frente a los cazadores de pieles y buscará un paraíso seguro para toda su especie.

El quinto es un pequeño cuento, “Rikki-tikki-tavi”, donde nuestro diminuto protagonista, una mangosta joven, se convertirá en un héroe no solo para sus compañeros de jardín sino para la familia del joven Teddy, al que salvará de los afilados colmillos de la pareja de cobras que dominan la zona.

En el sexto, “Toomai, el de los elefantes”,  nuestro protagonista, un cornaca de estirpe, narrará la historia de Kala Nag, su elefante, y dará fe de lo que ningún hombre había visto hasta entonces, el baile de los elefantes.

Y en el último de los relatos, “Los servidores de su majestad”,  nos descubre cómo era la vida castrense de los soldados de su majestad a través de los diversos animales que las tropas inglesas utilizaban en sus campamentos para las múltiples tareas existentes.

¿Por qué escribe Kipling el Libro de la Selva?

libro de la selvaDicen que Kipling en sus memorias dejó escrito que un Djinn tomó posesión de su pluma y le obligó a escribir en sueños las aventuras de Mowgli. Otros, más fiables, tan sólo argumentan la influencia que supuso su larga etapa en las colonias y la moda victoriana de las leyendas, basadas en cierto informe publicado en inglés de los niños criados por lobos en las selvas y que fueron rescatados para morir poco más tarde por no adaptarse a la vida de la civilización de la época. Mowgli está inspirado en estos relatos, ya que vive obsesionado en el aprendizaje de la ley de la selva para no volver a su poblado de origen.

Algunos críticos de la obra incluso dicen que el poblado de los monos que aparece en la novela es un fiel reflejo de las tribus indues que se encontraban bajo el yugo opresor del imperio británico. Incluso la enmarcan en un género que dicen crece como respuesta a la Revolución Industrial donde los niños son criados en plena selva por animales. Sirva como ejemplo Tarzan, El Lago Azul y otras obras similares.

Sea de una forma u otra, lo cierto es que la prosa con la que Kipling escribe “El libro de la selva” es de una calidad sublime que invita a seguir leyendo un relato tras otro hasta llegar al final.

El libro de la selva y el cine

En este apartado solo voy a mencionar dos de las adaptaciones realizadas para la gran pantalla. La primera, la que ha hecho que me decantara por escribir por este libro, fue la que realizó Disney allá por el año 1967 en dibujos animados, tomando como origen los tres primeros capítulos y dulcificando el contenido que prácticamente no tiene nada que ver con el texto original. Eso sí, con una banda sonora que, al menos a mí, me cautivó. Puedo jurar que he visto la película muchas veces tanto en cine, como en televisión y dvd. Este que os dejo es mi tema favorito.

En 2016 Disney volvió a recuperar la historia y, con tan solo unas pequeñas modificaciones, volvió a realizar una película en la que los personajes reales y los de animación, con un aspecto real capaz de engañar al más avispado, han vuelto a hacernos añorar esta historia del niño lobo

Y hasta aquí estas letras para acercaros un poco más a una de las obras más conocidas de Kipling y de regalo un temita más. Sólo apto si te gusta el jazz.

Sed buenos y leed mucho.

Por | 2017-04-28T10:17:19+00:00 30 marzo, 2017|Libro del mes|Sin comentarios

Acerca del Autor:

Jesús Coronado nace un mes de octubre de 1961. Los libros caen en sus manos muy pronto por culpa de su madre, aunque en esto de escribir tarda algo más, unos cuarenta años. Asesor fiscal de profesión, utiliza la poesía y el relato negro para distraer su mente de los números y leyes que forman parte de su devenir diario. Le gusta leer todo tipo de géneros literarios, aunque siente predilección por la fantasía y la ciencia ficción. Algunos de sus escritos se encuentran en un pequeño blog que quisiera frecuentar más.