.

Libro del mes: Fahrenheit 451

Publicada en 1953 nos encontramos ante una novela de ciencia ficción distópica que su autor considera como la única escrita por él en este género.  Bradbury  siempre se consideró  un narrador de cuentos fantásticos con propósitos morales y leer sus historias confirma que tenía bastante razón. Pero bueno, ahora toca hablar de Fahrenheit 451. Vamos a ello.

Bradbury siempre se consideró un narrador de cuentos fantásticos con propósitos morales tweet

Sinopsis

Fahrenheit 451Montag disfrutaba con su trabajo. Elevar hasta los 451 grados fahrenheit el papel de los libros para que ardieran era su función, sustituyendo los extintores y el agua por lanzallamas. Esa era la única función de los bomberos 451 en un futuro donde los libros y la lectura están prohibidos y donde las casas, construidas con materiales totalmente ignífugos, ya no pueden prenderse fuego. Pero el encuentro casual de Montag con Clarisse y los incómodos y absurdos comentarios sobre la libertad de pensamiento de ella   harán que surgan dudas y cierta inquietud hacía aquello que hace. Así que comienza a preguntarse que se oculta en las páginas de aquellos libros que el gobierno tanto interés tiene por hacer desaparecer.

El libro

Bradbury escribe Fahrenheit 451 en la biblioteca de la Universidad de UCLA con una máquina de escribir alquilada en tan solo nueve días. Su origen, cinco relatos cortos que sirven como base para componer la novela. Como dato curioso la novela se publica en primer lugar por capítulos en la revista Playboy.

Bradbury consigue de forma magistral llevarnos de la mano hacia una sociedad oscura y  hedonista que prohíbe los libros y la lectura, y que de forma continua y constante  bombardea  con información a todos los ciudadanos. “Y en sus orejas las diminutas conchas, las radios como dedales fuertemente apretadas y un océano electrónico de sonido, música y palabras fluyendo sin parar” . La mejor forma de anular la personalidad, la capacidad de pensar. Y lo más curioso es que se acerca mucho a nuestra realidad actual. Solo hay que echar un vistazo a la calle o a las terrazas y comprobar que es más importante lo que se muestra y oye a través de nuestros móviles y televisiones que hablar o mirar a los ojos a nuestro acompañante. Nos obligan a no reflexionar.

La primera impresión al leer el libro es la de cierto desasosiego. Escrito en un estilo que nos puede resultar extraño en los tiempos que corren, pero fácil de leer. Nos lleva a pensar en lo profético que resultan las obras de Bradbury anticipándose a lo que iba a venir. Y especialmente esta. La información nos invade por todas partes de forma extremadamente excesiva; grandes pantallas de televisión que inundan las casas, un estado de enajenación constante de la sociedad solo preocupada por la acumulación de bienes materiales y un final sorprendente y previsible a la vez. No hay nada peor que acorralar a un animal contra la pared, su reacción será lanzarse contra aquel que coloca un muro a sus espaldas.

Fahrenheit 451 y el cine

Fahrenheit 451Truffaut es el encargado de llevar al cine la obra de Bradbury allá por el año 1966. Es la única que este director rodará en inglés y dentro del género de Ciencia Ficción. Como curiosidad fue Truffaut quién tuvo que convencer a Bradbury para que le dejara llevar al cine este libro ya que el autor insistía en que adaptara cualquier otro relato de Crónicas marcianas, pero ante la negativa del director Bradbury aceptó aunque se desentendió totalmente del resultado final de la película, de hecho tuvo que ser el propio Truffaut junto a Jean L. Richart los que realizaron el guión.

Con un lenguaje tanto visual como literal duro, la película se aleja mucho del concepto que en la época se tenía del género de Ciencia Ficción así como del contenido del libro en algunos aspectos y personajes que Bradbury consideraba fundamentales. No obstante, fue Bradbury fue el que defendió a capa y espada el film una vez terminado ante el disgusto de Truffaut que no quedó contento con el resultado.

Y hasta aquí esta pequeña introducción a esta obra de Bradbury que recomiendo leer. Ver la película tampoco estaría de más. Visionar las obras de  Truffaut nunca está de más.

Sed buenos y leed mucho.

Por | 2017-06-29T10:25:46+00:00 27 Junio, 2017|Libro del mes|Sin comentarios

Acerca del Autor: