.

Autor del mes: David Eddings

Este mes vamos a hablar de un autor no demasiado  conocido en nuestro país, salvo que te guste el género de fantasía del que es un buen ejemplo a seguir, ya que la escritura y su amor a la literatura marcaron toda su vida, incluso llegó a decir que su gran esperanza era que a través de sus libros los jóvenes lectores se animaran a conocer a los grandes autores, los clásicos. David Eddings es uno de esos escritores que todos debemos de conocer así que vamos a ello.

David Eddings, su biografía

David EddingsDavid Eddings nació en Spokane, la segunda ciudad más grande del estado de Washington y la más antigua del mismo, un 7 de julio de 1931. Lo hizo en el seno de una familia modesta, lo que no impidió que culminara sus estudios. Desde muy joven tuvo claro que la literatura era su futuro comenzando a escribir a los diecisiete años y combinándolo con otra de sus grandes pasiones, actuar. De hecho participó activamente en las obras de teatro durante sus estudios dedicándose también a la oratoria que le ayudó a obtener una beca para el “Reed College” que le facilitó estudiar teatro, al menos durante un semestre, ya que debido a los escasos medios económicos con los que contaba su familia tuvo que pasarse al inglés como estudio con el fin de obtener un trabajo a tiempo parcial con el que poder pagarse los gastos que tenía si quería terminar sus estudios, lo que le impedía asistir a los ensayos.

Una vez graduado, David Eddings se une al ejército siendo enviado a Alemania donde aprende el idioma y se centra en los autores clásicos ingleses como Shakespeare, Milton y Sir Thomas Mallory, autores a los que él atribuye el mérito de creación de mundos que forman parte de sus obras posteriores.

Conoció a su mujer Judith Leigh Schall, parte fundamental de su vida y de su obra, mientras trabajaba en Boeing. Cansado de recorrer el país decide establecerse y dar clases de inglés en dos pequeñas universidades, trabajo que termina dejando por estar mal remunerado y no darle opciones de conseguir una plaza fija como profesor. Su resolución a ser escritor y unos pequeños ahorros le permitieron durante un año dedicarse a ello. Escribe su obra “High Hunter” que fue publicada en 1973. Después de esto se trasladan a su pueblo de origen, Spokane, donde escribe “The Loser”. Pero su situación económica le hace volver a trabajar en una tienda de comestibles escribiendo varios libros más durante este tiempo que ningún editor quiso publicar.

Un esbozo de mapa y la visión del que Tolkien realizó para “El señor de los anillos” en una librería le abrió los ojos y la inspiración. A raíz de aquí su vida cambió, aunque no fue hasta 1982 cuando pudo dejar su trabajo para dedicarse de pleno a la literatura, cuando se publica el primer libro de la saga de Belgarath .

David Eddings y su esposa se trasladaron a Carson City donde su ella, Leigh, sufrió un ataque cerebral en 1999. David se dedica en cuerpo y alma al cuidado de su mujer hasta su muerte en 2007, una muerte que no terminó de superar. Dos años después, en 2009, falleció dejando un legado literario importante dentro del mundo de la fantasía.

David Eddings, su obra

 Estamos aquí para enseñar a leer a toda una generación. Después de terminar con nosotros, los clásicos. tweet

No puedo empezar a hablar de la obra de David Eddings sin volver a mencionar su gran amor a la literatura y  su afán por  transmitir el amor a la lectura de los clásicos a los jóvenes. Llegó a decir mientras preparaba sus dos  primeras sagas  que “tal vez ese fuera el propósito en su vida. Estamos aquí para enseñarle a toda una generación a leer. Y después de terminar con nosotros pasar a Milton” Tan asumido y claro era para él que donó al Reed College dieciocho millones de dólares además de su patrimonio literario y archivos. Eddings pensaba que la fantasía era un género literario poderoso para los jóvenes que unido, como dicen algunos, a sus arquetipos basados en los de Jung, eran fuente de inspiración para dar sentidos a sus vidas.

Su primera obra publicada fue “High Hunter” allá por 1973. En ella habla de un grupo de cazadores de ciervos y sus relaciones, novela contemporánea que publicó Putman. Todo lo que escribió después ni Putman quiso publicarlo.

David EddingsNo fue hasta 1982 cuando volvió a publicar el primero de los cinco libros que componen la saga de “Las crónicas de Belgarath”. Dicen que el cambio de género y el por qué se declinó por  la fantasía fue por culpa de un mapa. Me explico. Mientras escribía una de sus novelas anteriores, se aburría tanto que comenzó a dibujar un mapa de una tierra imaginaría que dejó esbozado y arrinconado en uno de los cajones de su despacho. Poco tiempo después, al pasar por una librería camino de casa observó en su escaparate el mapa que Tolkien realizó para “El señor de los Anillos” descubriendo que su libro era reeditado una y otra vez. Aquello fue toda una inspiración. Rapidamente llegó a la conclusión de que la fantasía podía ser una fuente importante para ganar dinero pues Eddings era consciente de que su formación y talento era más que suficiente para dedicarse a ello con éxito garantizado. Así que recuperó el mapa esbozado de su cajón y terminó creando lo que sería el mundo donde se iban a desarrollar sus dos grandes sagas. Tardó dos años en terminar  la historia y dar vida a unos personajes sólidos y bien realizados que marcaron todo su trabajo. Eddings adquirió la costumbre de crear en primer lugar el mundo sobre el que iban a moverse los personajes que creaba después y que tan buen resultado le ha dado en todas sus obras.

Un dato a destacar es la colaboración de su mujer, Leigh, en toda la obra de David Eddings. Dicen que dedicaba la noche a escribir para enseñarle a su mujer el resultado por la mañana. Ella ajustaba la trama y daba consistencia a la historia y a los personajes y aunque intentó que apareciera como coautora, el editor se negaba una y otra vez a que ella apareciera junto a su nombre. Le costó unos cuantos años que se la incluyera como coautora en el resto de sus obras, concretamente aparece a partir de 1995.

Tal y como hemos comentado “Las crónicas de Belgarath” compuesta por cinco libros, se convirtieron en best seller rápidamente permitiéndole dejar su trabajo y dedicarse de lleno a la literatura. “Las crónicas de Mallorea” y “Elenium” fueron sus dos sagas siguientes que terminaron de encumbrarle como uno de los referentes dentro de la fantasía de la época. En total escribió cinco sagas compuestas todas ellas de varios libros, así como múltiples apéndices y algunos otros textos.

Es curioso mencionar que a pesar de que sus libros fueron en su mayoría best seller David Eddings nunca recibió premio literario alguno. Quizás porque se preocupaba más de dotar a sus obras de puro entretenimiento y no de alta literatura.

La muerte de su mujer marcó el fin de su carrera, aunque dicen que dejó sin terminar una última novela que difícilmente verá la luz, pues encontrar algún autor que dote de vida a sus personajes como lo hacía él va a ser imposible.

Y hasta aquí estas líneas que pretenden dar a conocer a un autor que pasó su vida intentando eludir la fama, guardando celosamente su privacidad y su imagen; apenas hay fotos y entrevistas de él.

Sed buenos y leed mucho.

Por | 2017-12-22T09:45:22+00:00 22 diciembre, 2017|Autor del Mes|Sin comentarios

Acerca del Autor: